Un preso bonaerense se convirtió este jueves en el primer ingeniero que obtuvo el título estando detenido, luego de aprobar su examen final en la UTN Buenos Aires siendo interno del penal de Ezeiza.

“No hay nada más lindo que poder ir a la Facultad”, afirmó Jorge Reyes, de 62 años, tras rendir su última evaluación, la cual aprobó con un 9.

"Uno a veces se olvida de esas cosas y que haya gente de la Universidad que tenga la actitud que tuvieron conmigo de enseñarme a no darme por vencido, lo valoro muchísimo”, subrayó el ex empleado ferroviario.

De manera virtual y desde la Unidad 31 del Servicio Penitenciario Federal, Reyes expuso sus conocimientos ante Guillermo Oliveto, decano de la UTN Buenos Aires; Néstor Ferré, director del Departamento de Ingeniería Mecánica; Mirian Capelari, secretaria académica; Rubén Dellagiovanna, secretario de Asuntos Universitarios; Alcalde Gladys Blanco, jefa de la sección Educación del SPF; y la psicopedagoga Maira Fernández, encargada del aula virtual.

“Debo agradecer al área de educación del Servicio Penitenciario que se ocupó de mis estudios y colaboró en traerme los videos –además de apuntes y libros– porque leer me resultaba difícil cuando se trataba de temas nuevos. Esas son cosas que me ayudaron muchísimo y que me sorprendieron. Hay gente que se ocupó mucho para que pueda llegar acá”, agregó quien cumple una condena a 5 años de prisión por la Tragedia de Once.

Y extendió sus agradecimientos “por ayudarme a llevar a cabo esto que para mí era imposible. Valoro mucho lo que hicieron”.