Un preso acusado de abusar y asesinar a una nena de 2 años fue violado en manada en la cárcel por parte de sus compañeros de celda, quienes le habrían dicho previo al ataque que "los niños no se tocan".

Elman Barret se encontraba detenido desde hacía algunas semanas en una cárcel de Trujillo, Perú, condenado a dos años de prisión preventiva, y este fin de semana fue abusado por otros reclusos, dejándolo internado en grave estado.

Según fuentes policiales el hombre, padrastro de su víctima, la había engañado con globos y juguetes para llevarla a un matorral donde la abusó y terminó con su vida.

“Ella no debió morir así. Era muy pequeña para que la maten de esta manera”, indicó la madre de la niña, y agregó: “Que al culpable no lo dejen libre y si hay alguien más implicado que también pague con todo el peso de la ley. Quiero pedir garantías para mi vida por temor a represalias por parte de su familia (del asesino)”.

En base a los reportes policiales Barret fue violado en manada por todos sus compañeros de celda, quienes avisaron que apenas vuelva al lugar tras recuperarse de sus heridas "lo van a picar".

“Los reos indignados decían te esperamos con falda, esto es poco lo que te mereces por haber violado y matado a una niña de dos añitos, una pequeña inocente”, aseguraron las autoridades del penal en diálogo con los medios.