PERÚ - Un joven policía se disfrazó de médico e ingresó al sector reservado para pacientes con coronavirus en un hospital de la ciudad de Huancayo, en Perú. Su objetivo era poder visitar a su padre, internado en el lugar. Sin embargo, cuando lo encontró descubrió que el hombre había muerto

En imágenes de las cámaras de seguridad que difundieron medios locales se puede ver a Jampier G.M, de 21 años, vestido con un barbijo, cofia, y camisolín celeste y blanco, similar al que usa el personal médico del hospital. Así vestido, ingresó al piso reservado a los pacientes con covid-19 el pasado jueves 11 de febrero. Según lo que declararon posteriormente los guardias del hospital, el joven les digo que trabajaba en el área de Nutrición.

Empleados del hospital lo descubrieron llorando, luego de que el policía encontrara a su padre muerto, y dieron aviso al área de Seguridad. Un video viral muestra cómo el joven policía se quita el atuendo entre lágrimas mientras sus colegas lo llevan a la comisaría.

“Mi sobrino entró al hospital para que le alcance una medicina a su padre, pero ya estaba muerto. El oxígeno estaba desconectado y salió corriendo a avisarnos. Han matado a mi hermano”, comentó un tío al diario Correo.

En un comunicado, el hospital indicó que el policía, al hacerse pasar como personal de salud e incumpliendo las medidas sanitarias, “vulneró gravemente la salud pública al ingresar hasta el sexto piso de hospitalización COVID-19″.

El general de la Policía Nacional Roger Arista indicó que se hará la investigación correspondiente pero recalcó que “los policías también son humanos”. ”Quizá no está bien lo que hizo y en su desesperación y su afán de ver a su papá se disfrazó de médico”, dijo el jefe policial.

Según el hospital, el padre del uniformado fue internado el 9 de febrero con graves síntomas de COVID-19 y un cuadro de diabetes no controlada y le colocaron una mascará snorkel. El médico de turno pidió una cama en la Unidad de cuidados Intensivos para el hombre pero no pudieron trasladarlo debido a que había una lista de 12 enfermos más en espera.

El centro médico inició un proceso de investigación al personal de salud de turno, para deslindar acusaciones sobre la calidad de la atención médica recibida por el padre del policía.

Con información de El Correo y TN