El enfrentamiento quedó registrado en un video, gracias a una cámara ubicada en la avenida 9 de Julio y tuvo dos protagonistas, un limpiavidrios y un policía que se encontraba de civil cuando iba en su auto con su esposa y un bebé de pocas semanas. La discusión terminó con un disparo por parte del agente y un herido.

Un policía se agarró a trompadas con un limpiavidrios y le disparó en la pierna

El hecho ocurrió este jueves cerca de las 23 horas en las intersecciones de la calle 9 de Julio y Venezuela, en el barrio de Monserrat. Un Volkswagen Gol se detuvo en el semáforo y un limpiavidrios se acercó para ofrecer su servicio. Desde adentro del auto le dijeron que no, pero el joven insistió.

Cuando el muchacho cruzó por adelante del auto hacia el lado del conductor, el policía arrancó y frenó. La discusión siguió en la ventana del agente y en un momento, el automovilista golpeó al limpiavidrios. El joven le devolvió la agresión y ahí vino la reacción inesperada: el oficial tomó su arma reglamentaria y le disparó en una pierna.

Desde el Centro de Monitoreo de la Policía de la Ciudad advirtieron la situación a través de las cámaras y la Policía de la Ciudad inició un operativo para dar con el VW Gol. La pareja de policías escapó en el auto y el herido se fue caminando rengueando hacia uno de los canteros de la avenida.

A las pocas cuadras, los móviles lograron detener al vehículo y en ese momento constataron que se trataba de un oficial de la Policía Federal Argentina que se desempeña en la División Central de Datos de Drogas. Por orden de la Justicia, el agente quedó detenido, se le secuestró el arma, la vaina que expulsó la pistola y el auto en cuestión.

Según pudo informar Clarín, el herido, que habría estado alcoholizado en el momento de la discusión, fue trasladado al hospital Ramos Mejía donde lo asistieron y determinaron que no tenía "afecciones de gravedad" y le dieron de alta. Después lo trasladaron a la Comisaría Vecinal 1B donde le iban a tomar declaración testimonial.

De acuerdo a lo que se ve en las imágenes, el trapito habría sufrido un roce en su pierna izquierda, el plomo siguió su recorrido y picó en el asfalto.

La pareja de policías estaba llevando a su bebé a un centro de salud porque se encontraba con temperatura. Los médicos también atendieron al recién nacido y lo asistieron "sin traslado bajo diagnóstico fiebre".

Los dos oficiales estaban de licencia por el nacimiento de su hijo, según dijeron fuentes policiales a Clarín. Al ser notificados del episodio, las autoridades de la PFA iniciaron sumarios administrativos a los dos agentes y fueron pasados a disponibilidad.

Tras la consulta judicial correspondiente, desde el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 26, a cargo de Damián Ignacio Kirszenbaum, se dispuso dejar detenido al policía en el marco de una causa con una caratulada provisoria de "tentativa de homicidio".

El agente quedó alojado en la Alcaidía de la Comuna 8 de la Policía de la Ciudad, según indicaron fuentes del caso a Clarín.

El Ministerio en alerta​

En el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Sabina Frederic, dijeron a Clarín que van a hacer "un detallado seguimiento del sumario administrativo y del expediente judicial en curso".

Por otro lado, remarcaron que se reactivó el programa de “Uso Racional de la Fuerza y Empleo de Armas de Fuego” con dos objetivos: acompañar a los integrantes de las fuerzas de seguridad que, en cumplimiento de sus tareas, deben utilizar su arma de fuego generando situaciones de estrés o traumáticas; y para analizar los casos donde el uso del arma de fuego podría ser ilegal o incorrecto y, se presupone, el posible incumplimiento del código penal o de protocolos vigentes.

"Acontecimientos como el ocurrido el jueves por la noche despiertan una gran alerta para la actual gestión de este Ministerio, pues son los hechos que se buscan prevenir y erradicar tanto de las fuerzas federales, como de las provinciales, mediante la articulación con las distintas jurisdicciones", dijeron desde la cartera.