Una mujer fue detenida en las últimas horas en Sandusky, EE.UU, luego de que se conociera que dejó fallecer a su perro dentro de un auto ubicado al sol "como método de castigo"

En base a los reportes, la acusada ubicó a su mascota raza Pitbull en la parte trasera del auto después de que el animal atacara a otra de sus mascotas, y al darse cuenta de la situación un hombre fue hasta su casa para pedirle que lo soltara, recibiendo como respuesta un indignante "no me importa, quiero que muera".

De manera inmediata el vecino se comunicó con las autoridades policiales para realizar la denuncia, pero al llegar los efectivos ya era tarde: encontraron al perro, muerto, en el piso del auto.

El Departamento de Policía de Sandusky informó que los uniformados, al llegar al lugar, detectaron que la temperatura del vehículo era superior a los 27°C.

"No sabía qué hacer", aseguró la mujer luego de ser detenida, asegurando que su decisión había sido tomada para castigar al animal.