COLOMBIA - El pasado 13 de enero, María Fernanda Echeverry padeció un lamentable episodio en un vuelo de Puerto Asís a la ciudad de Cali, Colombia, a bordo de la aerolínea Easyfly. 

La mujer colombiana viajó con su perro de nombre "Homero", raza american bully, al que no dejaron viajar en la cabina de pasajeros junto a su dueña y llegó muerto tras varias horas de viajar en la bodega del avión.

De acuerdo al testimonio de la afectada, el único "equipaje" que llevaba era su perrito, por lo cual pidió expresamente que los dejaran viajar juntos en la cabina pero al llegar al aeropuerto las autoridades le manifestaron que no podía viajar con él.

"Jamás nos separábamos, siempre viajaba conmigo las horas que fuese necesario y por políticas de la empresa me hicieron cambiar el modo de viaje de mi mascota", expresó en su cuenta de Instagram.

 

 

Easyfly, la aerolínea colombiana responsable del hecho, le ofreció llevar a Homero en una valija-jaula para caninos en la bodega y así lo hizo. Cuando llegaron a destino María se encontró con la trágica noticia de que su mascota no había sobrevivido al viaje.

Se cree que la causa de muerte fue el aplastamiento por las valijas que cayeron encima de Homero que no se encontraba en la jaula que la aerolinea había prometido.

Así lo manifestó Echevery: "Cuando me bajé del avión corrí a verlo para recibirlo con ansias y me encuentro con una escena impactante, estaba debajo de todas las valijas sin vida, no lo ubicaron como debían y no le dieron el espacio suficiente para poder respirar".

Por su parte, Easyfly emitió un comunicado expresando que lamentan lo sucedido y dando su versión de los hechos: "En el caso de Homero, no se presentó la documentación requerida para su transporte en la cabina, que incluye certificado médico de apoyo emocional y carnet de vacunas"

Y agregaron: "La compañía ofreció a la pasajera, dueña de Homero, la opción de transportarlo en la bodega del avión en un guacal, como procede en estos casos, de acuerdo con la normatividad vigente. En este sentido y previa autorización de la dueña así se transportó".

A la vez, aseguraron que "el respeto y el cuidado de los animales es una prioridad para Easyfly" y que reforzarán los protocolos para que los dueños puedan determinar si en el caso de un viaje en bodega, la raza y las condiciones del animal cumplen con lo necesario para el transporte de este.

Fuente: Filo News