Controladores y técnicos de navegación aérea realizarán desde las 8 de la mañana de este lunes 12 de julio medidas de fuerza en reclamo de aumentos salariales, que prometen complicar los vuelos comerciales en todo el país. La medida también se sentirá en Comodoro, según informó  ADNSUR, días atrás. 

"No habrá despegues en todo el país por las medidas de fuerza que implementarán controladores y técnicos de la navegación aérea", indicó la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (ATEPSA), cuyos trabajadores son los encargados de organizar la navegación aérea, autorizan los despegues, rutas y aterrizajes de todas las aeronaves que circulan por el espacio aéreo argentino.

"Reclamamos una urgente recomposición salarial para completar la negociación paritaria del año pasado y acordar la del actual, recuperar lo perdido y ganarle a la inflación como proclama el Gobierno nacional", dijo el secretario general de ATEPSA, Jonatan Doino, que agrupa trabajadores que, además, instalan y mantienen todos los sistemas de navegación electrónicos como radares y sistemas de comunicación  de los 54 aeropuertos y aeródromos del país.

Un paro de controladores y técnicos afectará los vuelos de todo el país desde este lunes

Remarcó que "los trabajadores, con sus tareas profesionales son responsables de las vidas de miles de personas y de millones de pesos en mercaderías que surcan los cielos no pueden estar preocupados en cómo llevar un plato de comida a sus casas, más allá de que nadie debe vivir esa angustia".

El gremio aclaró que "en ningún momento se afectarán vuelos humanitarios y/o sanitarios que transportan vacunas, suministros médicos, elementos o personas relacionados con el Covid-19, pero sí a los vuelos comerciales de pasajeros en aeropuertos de todo el país.

Según informó Perfil, en una primera etapa, la medida de fuerza afectará vuelos de cabotaje en diferentes horarios y, si no se logra un acuerdo, se irá incrementando la intensidad y duración, abarcando también los vuelos internacionales.

El plan de lucha comenzó el 26 de junio último tras dos conciliaciones obligatorias acatadas por el gremio y numerosas reuniones en las que no se avanzó por la intransigencia de la Empresa Argentina de Navegación Aérea Sociedad del Estado (EANA SE). Hasta ahora se había afectado la aviación general, vuelos de carga, privados y escuelas de aviación.