CORRIENTES (ADNSUR) - En el marco de la celebración del Día de Nuestra Señora del Rosario, un obispo recibió un inusual regalo por parte de la comunidad.

En la localidad correntina de Caá Catí se acostaba obsequiar un rosario hecho de chipás de almidón a quien sea declarado "mayordomo" ese año.

El miércoles, el condecorado con el premio comestible fue el obispo auxiliar José Larregain, quien también fue declarado ciudadano ilustre.  La creadora del particular regalo fue una vecina de la localidad correntina, así lo indicó Crónica.

"Es una tradición que al homenajeado o mayordomo de la fiesta se le regala un rosario de chipa. Es una costumbre de las fiestas religiosas que se hacen en el campo. Ademas nosotros tenemos en el mes de agosto la fiesta del chipa donde se ofrece distintos platos a base de almidon de mandioca", afirmó a La Dos, Jorge Meza, intendente de Caá Cati.