ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Un hombre de 24 años fue detenido en los Estados Unidos, acusado de haber asesinado a un bebé de un año al que cuidaba en su trabajo como niñero.

El hecho ocurrió en El Paso, Texas, donde Marvin Rex Lake, como fue identificado el asesino, habría aplicado “llaves de lucha libre” al pequeño para calmarlo mientras lloraba.

En base a los reportes publicados por  a cadena Fox News, Lake estaba a cargo de un niño llamado  Ahren Joshua DeHart y sus dos hermanos, mientras los padres de los jóvenes estaban en el trabajo. El 13 de abril la madre de los chicos llamó por videollamada para ver cómo se encontraban, y advirtió que Ahren estaba "en buen estado de salud y alerta, pero lloraba y estaba inquieto”.

Un niñero le aplicó una llave de lucha libre a un bebé para calmarlo y lo mató

Ese mismo día su niñero le devolvió la llamada horas mas tarde en un claro estado de preocupación, y le advirtió a los progenitores que el pequeño había "vomitado algo rojo". Al llegar a su casa, los padres encontraron al chico inconciente.

Tras llevarlo a un hospital cercano los médicos determinaron que el menor tenía “heridas agudas y no accidentales”, atribuibles a terceros, y tras un examen más minucioso se comprobó que padecía de daño cerebral, hemorragia pulmonar y hematomas abdominales, además de una fractura de cráneo. Tras tres días internado, Ahren falleció.

En su declaración, Lake sostuvo que el día que sucedieron los hechos él estuvo con los tres niños viendo la televisión, y que solo se enojó cuando el menor rompió una almohada.

Tras el suceso, confesó, aplicó “varias ‘llaves’ y ‘castigos’ al estilo lucha libre”, asegurando que no midió su fuerza debido a que estaba “muy enojado”.