SANTA FE (ADNSUR) - Elías, un nene de 8 años, murió el pasado miércoles tras permanecer cuatro días internado en coma por tragarse un globo desinflado, en la ciudad santafesina de Rafaela. 

El hecho sucedió el último sábado cuando el pequeño estaba jugando en un tobogán, mientras tenía un globo desinflado en su boca. Al caer, lo tragó y le trajo problemas respiratorios.

Rápidamente fue trasladado a Santa Fe, en donde quedó internado en coma pero lamentablemente falleció el pasado miércoles. 

Su madre tomó la valiente decisión de donar sus órganos y poder ayudar a otros niños, informó Vía Rafaela.