NEUQUÉN (ADNSUR) - Un niño de 13 años fue derivado este miércoles al Hospital Castro Rendón de Neuquén, luego de que un camión de recolección le pisara el pie en el basural de La Meseta. Al parecer, entre el forcejeo de los presentes y las "maniobras de rutina que tiene que hacer el vehículo", el nene fue atropellado y actualmente se encuentra fuera de peligro.

Según lo que pudo reconstruir el Comisario Inspector Claudio Guevara, "ese camión era muy esperado porque traía la basura y mercadería vencida de los distintos supermercados de la ciudad". Si bien se está investigando lo ocurrido, habrían sido al menos diez personas las que estaban esperando que el vehículo arroje el contenido para poder encontrar "cosas de valor para poder vender o algo que se vea potable comer".

En medio de las maniobras que el camión tuvo que hacer, las personas se abalanzaron al vehículo, mientras este mismo seguía en movimiento. "Al parecer en esas maniobras fue que le pisaron con una de las ruedas traseras el pie al nene", aseguró Guevara a LM Neuquén y confirmó que el llamado a las fuerzas de seguridad se produjo a las 10.40 de la mañana.

"Es normal que este gente en el basural de La Meseta porque siempre están a la espera para juntar elementos que ven en la basura con el fin de lucrar, de obtener algo de valor, o bien comida para ingerir tanto ellos como sus animales", contextualizó el comisario.

Tras el incidente, "la Comisaría 20 intervino rápidamente" y el SIEN atendió al niño en el lugar y luego lo trasladó al Hospital Castro Rendón. "Luego de atenderlo el parte determinó que solo tuvo un aplastamiento de su pierna derecha, pero sin fractura", aseguró Guevara a LMN. Indicó que "seguirá en observación" en el mismo centro de salud.

Sobre la responsabilidad del hecho, se pudo determinar que el test de alcoholemia al conductor del camión dio negativo y "se corroboró que el sistema de luces y señales funcionó como corresponde". "Por las primeras pericias, no daría indicios de que haya sido una imprudencia de quien manejaba el camión", concluyó Guevara.