Rakeshwar Sachathamakul, un magnate hotelero de origen tailandés, y su esposa Anshoo, fueron hallados sin vida en un hotel de lujo ubicado en la isla popularmente conocida como "Isla de la Muerte".

Los cuerpos sin vida de ambos fueron encontrados por su hijo cuando estos yacían flotando en la pileta del resort, y si bien aún no se realizaron las autopsias permanentes se sospecha que uno de ellos podría haber tenido complicaciones para mantenerse a flote, mientras que el otro podría haber perdido la vida al intentar rescaterle.

Una investigación minuciosa será llevada a cabo a través de las imágenes de las cámaras de seguridad del hotel donde la pareja se alojaba, pero diversas fuentes aseguran que aquellas que debían estar monitoreando el lugar donde ocurrió el hecho no se encontraban en funcionamiento al momento de la tragedia.

Con la pareja Sachathamakul, ya son 9 personas las que perdieron la vida en ese lugar, según consignó el medio RT, luego de que en 2014 dos jovenes británicos fueran asesinados por dos ciudadanos birmanos. Además, ese mismo año también hallaron sin vida a un tercer ciudadano británico, y en 2015 una turista murió en la isla por causas naturales, después de mezclar antibióticos con alcohol.

Un año después el ruso Dimitri Povse, fue encontraron colgado en un bungalow, y si bien se cree que se suicidó, las autoridades no pudieron explicar por qué tenía las manos atadas en su espalda.

Familiares de los fallecidos, cabe destacar, apuntan la responsabilidad a una mafia local, en connivencia con las autoridades locales.