CALETA OLIVIA - El doctor Juan Acuña Kunz anunció este jueves en redes sociales que comenzó a aplicar ibuprofeno inhalado en cuatro pacientes con coronavirus. Aseguró que intentará buscar más dosis para que los pacientes puedan nebulizarse y superar sus problemas respiratorios. Rápidamente se enfrentó con algunas críticas, incluso amenazas de retirarle la matrícula médica, pero con la misma velocidad la comunidad caletense salió a respaldarlo, organizando un bocinazo para este mismo jueves a las 22 hs.

En Caleta Olivia hay circulación local del virus, y tiene más de 300 casos activos. Junto con El Calafate son las localidades santacruceñas donde hay farmacias que ya elaboran el Ibuprofeno inhalado. Asimismo, en Río Gallegos el municipio está impulsando el uso del medicamento y el lunes realizó una jornada de capacitación para 49 farmacéuticos, que ya están en condiciones de producir este medicamento.

Acuña Kunz reconoció que le pueden caber sanciones por utilizar un tratamiento aún no autorizado por la provincia de Santa Cruz, pero remarca que lo más importante es lograr la mejoría de sus paciente. "Qué me va a decir el Colegio Médico, si están de acuerdo conmigo", señaló, y apuntó que aquellos médicos que no comparten el uso del medicamento "piensan más en la política que en la persona enferma".

En Facebook, el doctor brinda semanalmente un informe sobre el escenario de Caleta Olivia en relación al covid-19, y en sta oportunidad indicó que la ciudad esta "en una curva de ascenso muy importante", mencionado que "la tasa de infección está aumentando logarítmicamente y esto significa que en quince días vamos a tener una gran cantidad de casos".

"Estoy poniendo muy pocas dosis con pacientes que tienen alguna dificultad y antes que ingresen con mas dificultades respiratorias he conseguido, dosis de ibuprofeno inhalado. Esto es tan simple y no entiendo porque no lo quieren autorizar", dijo el médico luego de hacer un recuento de la cantidad de camas de terapia y respiradores con los que cuenta la ciudass 40.

Aseguró que "esto mejora su dinámica respiratoria" y se preguntó por qué no se permite su uso, que "además vale cerca de 400 pesos. Vale menos que un comprimido de ibuprofeno".

"Hay muchas cosas que no me cierran, porque el ANMAT no lo autoriza y en diez provincias argentinas se está aplicando. Muchos médicos están solucionando problemas con esto y explican que se mejora mucho la capacidad respiratoria del paciente", cuestionó..

"Yo me comprometo y me responsabilizo a hacer la receta a quienes los necesiten, porque todos pueden tener la posibilidad de acceder al ibuprofeno inhalado para aquellos pacientes con Covid positivo", dijo, aclarando que este medicamento no cura el coronavirus, "pero soluciona los problemas respiratorios".