SANTIAGO DEL ESTERO (ADNSUR) - Una pareja de enfermeros oriundos de Santiago del Estero fue detenida este domingo, luego de comprobarse que robaron cientos de vacunas contra el coronavirus para vacunar gente en su casa a cambio de dinero.

El hecho fue conocido gracias al recuento semanal de compuestos que se realiza en la provincia, a partir del cual se detectó el faltante de al menos 300 dosis de la sustancia conocida como Sputnik V.

En base a la investigación el hombre, identificado como Dante Daniel Díaz, realizaba día tras día pequeños robos gracias a su acceso al depósito de almacenamiento de las vacunas, para luego aplicarlas junto a su esposa Angélica Coronel, a cambio de entre $20.000 y $30.000 por cada dosis.

El proceso de inoculación se llevaba a cabo en el domicilio que ambos comparten en la Manzana 19, Lote 22 ,del Barrio San Germes, al sur de la capital santiagueña.

El minucioso operativo de sustracción de compuestos fue descubierto luego de que Díaz intentara engañar al personal del Ejército Argentino que custodia el 'ultrafreezer' diciendo que  tenía que reingresar un lote de vacunas que habían sido devueltas.

Confiado en que las cámaras del depósito no funcionaban se llevó un importante número de vacunas en una caja refrigerada, pero fue descubierto tras la revisión de los videos registrados en el lugar.

La Jefa de Inmunización, Florencia Coronel, realizó la denuncia que llevó a la detención de la pareja luego de varios allanamientos en distintas viviendas de la ciudad capital.

Entre los elementos secuestrados se destacan 268 dosis de vacunas Sputnik V, 14 dosis de vacunas Sinopharm y 1 dosis de vacuna Covishield. Además, se secuestraron 510 dosis de diferentes vacunas que no serían contra el contra el coronavirus, y $734.500 pesos en efectivo.

"Una vez que se determine la identidad de quienes fueron inoculados se procederá a su detención”, aseguró sobre el caso la Fiscal Erika Leguizamón.