CORDÓBA (ADNSUR) – Un joven de 21 años, oriundo de San Ambrosio, en el sur de la provincia de Córdoba, inventó un inhibidor que impide arrancar el auto si el conductor está borracho. Hace poco, había desarrollado un dispositivo que permitía trillar en el campo sin ocupar las manos.

La enorme cantidad de accidentes y las vidas que se pierden en las rutas de todo el país, sirvió de principal motivación para que un joven aficionado a la tecnología diseñara un dispositivo que impide que un vehículo arranque si el conductor está alcoholizado.

Joel Príncipe tiene 21 años, y se hizo conocido en la zona también por inventar un aparato que permitía trillar en el campo sin necesidad de usar las manos. Es egresado del nivel medio de la Escuela agrotécnica salesiana Ambrosio Olmos.

Respecto del inhibidor, explicó que “Funciona con un sensor que detecta alcohol en el aire e inhibe el sistema de arranque en caso de advertirlo”, resumió a Puntal.com. “Se podría perfeccionar con la inclusión de una pantalla LCD que aporte todo tipo de información sobre los índices detectados”, agregó.

“Se podría hacer mejor, yo voy comprando los distintos componentes y probando. En este caso, consta de un sensor de alcohol, circuitos electrónicos y una plaqueta, conectado todo al sistema del vehículo”, señaló.

El desarrollo de Joel Príncipe que inhibe motores ante la detección de alcohol.