Salvador Serenal es el intendente de Lincoln, provincia de Buenos Aires y tuvo que ser trasladado por un cuadro de coronavirus con algunas complicaciones a una clínica privada de otro partido, le solicitaron que llevara su propio respirador,  y el mandatario comunal tomó uno de los nueve equipos que tienen en el hospital municipal.

“Es una práctica habitual”, “nunca lo necesitó”, “ya ​​fue devuelto”, fueron algunas las explicaciones que dieron desde el municipio cuando se supo que Serenal se había llevado un aparato del Hospital local. Pero ese “detalle” no figuraba en el parte de salud que difundió la Comuna cuando notificó a los ciudadanos el traslado del intendente.

Serenal fue llevado a Junín, allí sigue internado después de haber presentado complicaciones en su cuadro de Covid-19. “Hace unos 10 días había sido diagnosticado positivo de coronavirus y cursaba la enfermedad con tratamiento en su domicilio”, decía el parte.

“Para atención de eventuales complicaciones, siendo que por sus antecedentes es paciente de riesgo y por voluntad de su familia, se decidió internarlo en Junín”, indicó el secretario de Salud, Sergio Lorenzo , en el comunicado que se subió al perfil de Facebook del gobierno.

El lugar al que fue derivado Serenal, es la clínica Pequeña Familia, situada en el partido de Junín a 65 kilómetros de Lincoln.

“Pese a que la voluntad del mandatario era internarse en el Hospital Municipal y continuar siendo atendido por el personal de Salud de Lincoln, por pedido expreso de sus familiares más allegados accedió a internarse en Junín”, indicó el parte de prensa que en ninguna parte revela que se llevó un respirador municipal para la clínica privada de Junín.

“Nunca lo necesitó”, la justificación oficial

Según pudieron informarle fuentes municipales a La Nación, confirmaron el envío del equipo que se utiliza para tratar casos graves de neumonía bilateral producto de la infección por el virus SARS-CoV-2. “Él no necesitó el respirador. Solo usó un tubo de oxígeno para el traslado. Pero como la clínica no tenía más respiradores le dijeron que se llevara uno propio ”, explicaron las fuentes consultadas.

“El accedió a un pedido de la familia que viene muy golpeada por la pandemia del coronavirus desde diciembre del año pasado, cuando se enfermó su mamá, su papá y su hermano más chico. Incluso su papá murió por Covid-19. Estaban muy golpeados emocionalmente y por eso aceptó el pedido de su familia ”, argumentaron las fuentes consultadas.

Luego remarcaron: “El intendente nunca fue respirado. Pero la clínica que lo recibió fue la que pidió uno en caso de que necesitara un respirador. Se accedió al pedido de la clínica y se llevó el respirador ”.

“Se trata de una práctica habitual. No es algo que no se haya hecho antes. Cuando viajan pacientes politraumatizados, muchas veces, se llevan también los respiradores ”, argumentaron.

Lorenzo reconoció que el cuadro que tenía el intendente podría haber sido tratado en el hospital municipal Rubén Miravalle, pero como Serenal tenía obra social, su familia lo requería y la clínica a la que fue llevado es la de mayor complejidad de la zona, se decidió el traslado, según confirmó el secretario de salud a La Nación.

Ante la consulta al funcionario de sí cualquier ciudadano de Lincoln con un cuadro similar al del intendente era trasladado a Junín, el secretario de Salud respondió que si lo solicitara se haría.

Información del parte médico antes del traslado

Según el último parte médico oficial que difundieron las autoridades de Lincoln anoche, la situación del jefe comunal se complicado había. “A última hora de ayer el intendente presentó la necesidad de mayor demanda de oxígeno, acompañado por un síndrome metabólico, lo que motivó su internación”, decía el texto oficial.

“Cabe recordar que Salvador Serenal se encuentra cursando el día 11 de esta enfermedad y presenta algunos factores de riesgo que predispondrían a complicaciones para un cuadro de Covid-19. Luego de los exámenes médicos realizados, su evolución progresó hacia un cuadro moderado y considerando los factores de riesgo con que cuenta el paciente, se resolvió con su familia la internación en un centro de mayor complejidad ”, explicaron luego del traslado.

El intendente Serenal “se encuentra estable dentro de un cuadro moderado en la etapa aguda de la enfermedad”, dijo Lorenzo y agregó: “Luego de los últimos estudios realizados, se diagnosticó neumonía bilateral, acompañado de una descompensación de su sistema metabólico que acompaña a sus antecedentes ”.

Con información de La Nación