INGLATERRA - La vida del magnate inglés Barrie Drewitt-Barlow se volvió tema común de los tabloides ingleses, luego de que se diera a conocer que no solo se casó con el ex novio de su hija, sino que ella quiere donar sus óvulos para que tengan hijos.

Drewitt-Barlow y su ex marido Tony fueron famosos en los noventa por ser una de las primeras parejas homoparentales en tener hijos propios de forma legal en Inglaterra.

Conocidos coloquialmente como “los primeros padres gay” del país, la pareja lleva tiempo divorciada.

Ahora Barrie regresó a los titulares luego de que trascendiera la noticia de que se había casado con el ex novio de su hija, Scott Hutchison, de 25 años. Cabe destacar, que Scott y Barrie tuvieron recientemente una bebé llamada Valentina.

Lejos de lo que podría pensarse, Saffron, la hija mayor de Barrie, no tiene conflicto alguno con que su ex novio se haya casado con su padre. Incluso declaró recientemente para la revista Closer que ha congelado sus óvulos por si su padre y su ex novio quisieran tener otro hijo.

Fuente: Crónica