Un hombre oriundo de Florida, Estados Unidos, fue detenido en las últimas horas acusado de asesinar a cuchillazos a su jefe y dos compañeros de trabajo, luego de una discusión dentro de su ámbito laboral.

Shaun Runyon, de 39 años, se encontraba trasladándose en auto con sus pares de una empresa de electricidad, cuando tuvo un enfrentamiento con su superior.

Fue en ese contexto que, con un bate de beisbol, golpeó a la persona que estaba a su cargo y huyó, regresando en la mañana a la vivienda que la empresa había alquilado para todos sus trabajadores para continuar golpeando y apuñalando a los allí presentes.

"Apuñaló y golpeó a la gente dentro de la residencia", dijo el alguacil del condado de Polk, Grady Judd, en conferencia de prensa.

Según se supo, una persona fue golpeada hasta la muerte mientras dormía, mientras que otra fue apuñalada en la entrada de la casa. La tercera víctima, explicaron las autoridades, murió en el hospital producto de las heridas recibidas.

"El horrible asesino está detenido y la comunidad está a salvo una vez más", aclaró Judd sobre quien enfrenta tres cargos de asesinato en primer grado y uno más por agresión agravada, luego de ser capturado tras una breve persecusión.