LONDRES (ADNSUR) - La Policía del distrito inglés de Greenwich comenzó la búsqueda de un hombre armado luego de hallar a un cisne que recibió un disparo y quedó cubierto de sangre.

 El animal fue encontrado en Southmere Lake cerca de Thamesmead, al sureste de Londres, con heridas en el cuello provocadas por perdigones.

Los oficiales, quienes descubrieron el último jueves los proyectiles en el lado derecho del cuello del ave, se encargaron de difundir lo ocurrido para que los visitantes del Southmere Park estén al tanto del incidente.

Si bien los cisnes que se encuentran a lo largo del río Támesis son propiedad de la Corona y están protegidos por un decreto especial, todas las aves silvestres están protegidas por la ley y es ilegal hacerles daño.

Los agentes de seguridad de Greenwich pidieron que cualquier persona que tenga información que resulte útil para poder dar con el autor de los hechos, se comunique con ellos.