Un joven de 19 años que había sido detenido por la policía por manejar borracho les tosió a los agentes en la cara sabiendo que tenía coronavirus, y generó indignación en la localidad de General Lavallén, en Provincia de Córdoba.

El hecho ocurrió el pasado fin de semana y recién se conoció en las últimas horas, y en base a los primeros reportes el ahora detenido había violado el aislamiento obligatorio por ser contacto estrecho de una persona con COVID-19, y tras lo ocurrido se comprobó que estaba contagiado.

El hombre había sido interceptado por oficiales de la policía provincial por movilizarse fuera del horario permitido durante las nuevas restricciones que rigen en Córdoba para contener la ola de contagios, y tras ser indagado le manifestó a los oficiales que que tenía síntomas compatibles con el virus. Acto siguiente comenzó a toserles en la cara.

Ante la situación se acercó al lugar personal médico de la policía, que le realizó un test de antígeno que resultó positivo. Además, se pudo comprobar que se encontraba en estado de ebriedad.

El hombre fue imputado por violar el artículo 205 del Código Penal, y multado según lo establecido en la Ley 10.702.

Sus tres acompañantes fueron aislados, y a los policías que participaron en el operativo se realizaron testeos que hasta el momento dieron negativo.