NEUQUEN - Cuando comenzó el fin de semana largo, el tránsito sobre la Ruta 22 se vio interrumpido por el corte de los trabajadores autoconvocados de salud, y los turistas que buscaban que se los deje pasar comenzaron un "contra corte". Estos últimos, impidieron el paso de las ambulancias y eso generó situaciones muy tensas y hasta una denuncia judicial. 

Según informa La Mañana, el corte en Arroyito realizado por los autoconvocados de la Salud se complicó cuando los turistas, a los que estos no dejaban circular hacia sus destinos en Semana Santa, decidieron cortar completamente el tránsito en ambos sentidos, bloqueando incluso a los vehículos de emergencias médicas. 

El médico que circulaba en la ambulancia que fue bloqueada por turistas el pasado jueves, como respuesta al piquete realizado por personal de Salud, radicó la denuncia en la Comisaría Sexta de Plaza Huincul. Dijo que se perdió la posibilidad de realizar un diagnóstico precoz al paciente, lo que podría llevarlo a la muerte. 

Un grupo de turistas cortaban la ruta en Neuquén y no dejaron pasar a una ambulancia con un paciente grave

El paciente iba asistido con oxígeno debido a las secuelas post Covid-19. "Los turistas no entendieron la situación de gravedad", afirmó el médico en la denuncia.

Según indica el escrito que se conoció en las últimas horas, el médico del Sanatorio Plaza Huincul circulaba en la ambulancia junto al chofer, la enfermera y un paciente que debían trasladar al Policlínico Neuquén "debido a la enfermedad post Covid-19 (con) secuelas (de) tromboembolismo pulmonar en estudio", y quien se encontraba con asistencia respiratoria con oxígeno.

En la denuncia radicada el pasado jueves a las 14, el médico afirmó que al llegar al corte sobre la Ruta 22 llevado adelante por personal de Salud pudieron avanzar, "pero cuando llegamos a otro corte de ruta que estaban realizando los turistas no nos dejaron pasar".

Tal como relató LM Neuquén ese día, el médico que estaba dentro de una de las unidades de emergencia, se cruzó primero con un turista y le pidió "por favor" que lo dejen pasar. "Estamos llevando a hacer un estudio para hoy, lo necesita", dijo el trabajador de la salud y no tuvo respuesta favorable.

Minutos después, desesperado y al no poder avanzar, se cruzó con otro turista e incluso con un efectivo de Gendarmería nacional: "Hace un año que me estoy rompiendo el culo por los pacientes, la puta madre. ¡Me rompe las pelotas! Hace un año que no veo a mi hijo por todo esto. Cobro un carajo y me deslomo por los pacientes". El video de ese dramático momento fue captado por LM Neuquén y se hizo viral.

Tras ese desagradable episodio, la ambulancia retornó a la comarca petrolera y el médico se dirigió a radicar la denuncia. "Debido al requerimiento de oxígeno del paciente, lo que dura uno o dos traslados y por la patología del paciente, tuvimos que regresar para poder ser controlado hermodinámicamente", precisó.

A su vez, dijo que los turistas que impidieron el paso no dimensionaron la gravedad de la situación al poner en riesgo la salud del paciente. "Esta situación que vivimos genera una pérdida de diagnóstico precoz que implica que el paciente podría tener complicaciones que llevarían a la muerte", explicó.

"Quiero denunciar la falta de respeto, del atrevimiento de los turistas que no entendieron la situación de gravedad con la que estábamos trasladando al paciente", aclaró el trabajador.

Si bien el médico no pudo identificar a ninguna de las personas que impidieron su paso, dijo que Gendarmería fue testigo de lo ocurrido y que incluso el comandante de la fuerza le brindó su teléfono celular.

"Quiero dejar asentado esto porque pongo en riesgo mi matrícula porque no pude completar el traslado. No pude identificar a nadie de la manifestación, solo puedo decir que estaban los medios presentes filmando y Gendarmería presente cuando debimos regresar", concluyó la denuncia.

Fuente: La Mañana