CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - En medio de la polémica por la disputa respecto a las clases presenciales en el país pero principalmente en la Ciudad de Buenos Aires, un gremio docente se manifestó a favor de la presencialidad y en contra de los paros.

"Son medidas que destruyen al sistema educativo”, afirmó sobre el cese de actividades el Secretario General del sindicato, Facundo Lancioni Kaprow, en diálogo con Infobae.

Horas antes desde SEDUCA habían emitido un comunicado respaldando la presencialidad, al afirmar que "enorgullece defender desde el primer día la presencialidad". "Nuestro compromiso con la educación es inclaudicable, ponderado por sobre cualquier política interna”, agregó el texto difundido en redes sociales.

En su entrevista con el mencionado medio Lancioni, quien encabeza el gremio fundado por un colectivo de maestros el 10 de agosto de 1984 y que hoy tiene 2.700 afiliados, aseguró además que sus miembros "están alineados en dos lineamientos. Primero, la necesidad de tener clases presenciales. Y segundo, en no hacer paros".

"El paro es una vieja receta del sindicalismo que no resuelve nada. ¿Parás y qué haces? Mandás a los docentes a las casas con descuentos y no trabajás en mejorar sus condiciones laborales. Son medidas que destruyen al sistema educativo”, remarcó el sindicalista.

En ese sentido, Lancioni subrayó que "las escuelas con protocolos son lugares seguros", dado que "venimos trabajando hace un año, desde agosto de 2020. Tuvimos que modificar el protocolo cinco veces para que Nación lo aprobara y los datos oficiales reflejan que funcionan. Sin embargo, de un día para el otro, el Presidente decidió unilateralmente suspender las clases presenciales”

“Hay muchos maestros que tenían miedo de decir algo distinto, de expresar su inconformidad con las huelgas, que ahora escuchan otra voz. Los docentes saben que la sociedad ya no tolera más la manera de proceder de Ctera. Son recetas antiguas para problemas que son nuevos”, concluyó.

Este lunes el Gobierno porteño ratificó la continuidad de las clases presenciales en toda la Ciudad de Buenos Aires, a la espera de la resolución de la Corte Suprema al amparo presentado por Horacio Rodríguez Larreta tras el anuncio de nuevas restricciones por parte del presidente Alberto Fernández.