El gobernador de Florida, Estados Unidos, causó polémica este martes al firmar una nueva legislación que prohíbe a los deportistas trans competir en categorías femeninas de las distintas disciplinas existentes.

Ron DeSantis, de orientación republicana, rubricó en las últimas horas la ley que regirá especialmente para las instituciones educativas de este estado estadounidense.

"Creemos que es muy importante preservar la integridad de estas competencias", afirmó el mandatario estadual en el marco de un acto realizado en una escuela cristiana en Jacksonville, en el noreste de Florida.

"Las chicas jugarán deportes de chicas y los varones, deportes de varones. Vamos a basarnos en la biología y no en la ideología en lo que respecta a los deportes", sostuvo.

En ese sentido, la ley que entra en vigencia el próximo 1 de julio exige a las niñas, jóvenes y mujeres consignar su sexo biológico por medio de su certificado de nacimiento para competir en un equipo.

Más allá de la polémica por la medida, lo que causó más revuelo es que se haya decidido aplicar justo en el comienzo del mes del orgullo gay.

Carlos Smith, legislador demócrata declarado abiertamente homosexual, criticó la decisión en Twitter y la calificó como "espantosa".

"En el primer día del Orgullo LGBTQ, el gobernador DeSantis firma la ley SB1028 que prohíbe a las chicas trans participar en deportes escolares", dijo.

Y sumó: "Esto alimenta la transfobia y pone en riesgo a los niños vulnerables sin ninguna razón".

Por su parte, la organización The Human Rights Campaign anunció en las últimas horas que demandará la legislación en los tribunales locales.

"El gobernador DeSantis y los legisladores de Florida están legislando en base a una premisa falsa y discriminatoria que pone la seguridad y el bienestar de los niños transgénero en riesgo", escribió Alphonso David, presidente de esta ONG.

Y cerró: "Como todas las niñas, ellas merecen la oportunidad de practicar deportes con sus amigas y ser parte de un equipo".