INGLATERRA -  John Nicolson, parlamentario británico del Partido Nacional Escocés, tiene un gato que se llama Rojo. Este dato sería exclusivamente algo de su vida privada y sin ningua relevancia si no fuera porque la pandemia de coronavirus obligó a muchas actividades alrededor del mundo a readaptar sus rutinas para poder funcionar en contextos de aislamiento. Entonces, la intimidad del hogar pasó a ser escenario del teletrabajo, clases educativas online y reuniones virtuales de toda índole.

Fue justamente en medio de una reunión que mantenía el Comité Digital, de Cultura, Medios y Deportes de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, que el gato de Nicolson se adueñó completamente de la transmisión mientras su dueño hablaba.

No solo interrumpió su discurso, sino que en un momento llegó a cubrir por completo su rostro, que al momento se grababa y transmitía a sus colegas, con una imponente cola anaranjada.

A diferencia de sus colegas, que no pudieron contener la risa, Nicolson no pareció sorprendido por la repentina intervención de su felino ante la cámara. "Rojo, pon tu cola abajo, por favor", ordenó el diputado sin inmutarse ni perder la compostura.

La reunión se celebró el 14 de julio, duró dos horas y desde entonces se ha hecho viral por la mascota de Nicolson. El parlamentario estaba hablando sobre una propuesta para incluir subtítulos en la televisión infantil.

"YouTube, que ha mencionado usted, Dame Caroline, ya lo hace, YouTube Kids lo hace, y la BBC también lo está adoptando. ¿Por qué —y pido disculpas por la cola de mi gato— por qué no lo están haciendo ustedes, por defecto?", dijo Nicolson cuando Rojo decidió unirse también a la discusión.

Este martes, el diputado confesó que su mascota no es precisamente partidaria de sus transmisiones. "Rojo se está poniendo muy impaciente por mis muchas horas de Zoom. Está esperando a que salga a dar un paseo con él", reveló Nicolson en su cuenta de Twitter, adjuntando una prueba gráfica de sus palabras.

JOHN NICOLSON M.P. on Twitter