COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El 22 de enero pasado, Anahí y su familia salieron desde la cordillera chubutense camino a Tierra del Fuego pues una situación personal hizo que decidieran mudarse. En medio de dicho viaje descendieron en Comodoro Rivadavia, en una estación de servicio céntrica para aprovisionarse y utilizar el baño, pero para su mala fortuna mientras tenían en el exterior del vehículo a su mascota Negra, un auto realizó un fuerte sonido cuando transitaba por las inmediaciones, lo que hizo que la perra se asustara y huyera despavorida.

Si bien la familia buscó por la zona al animal no pudieron dar con ella y con el correr de las horas la angustia comenzó a ser mayor. Sin poder hacer nada al respecto, tuvieron que continuar viaje a destino. Al mismo tiempo que esto ocurría, difundieron la búsqueda en redes sociales bajo la promesa de regresar a buscar a su mascota.

La comunidad de manera inmediata se solidarizó con la causa y comenzaron a replicar el posteo de la búsqueda del can que había escapado con collar y correa y pronto fueron cientos los mensajes que indicaban haberla visto en la zona costera, colegio Perito Moreno, el puerto y la ruta y pese a los sucesivos intentos no pudieron atraparla.

Un final feliz para Negra, la perrita extraviada en Comodoro

Mascoteros locales coordinaron acciones para lograr dar con el animal y llevarla a resguardo dado que la preocupación crecía ante la posibilidad de que fuera atropellada, pero ninguna acción logró poner a salvo a Negra y a pedido de su dueña quien entabló relación con Vanesa se pidió que no trataran de atraparla y solamente fuera alimentada desde lejos, dado que se trata de un animal sumamente desconfiado.

El 8 de febrero luego de un enorme esfuerzo económico la familia pudo regresar para buscar a su mascota, Vanesa pedía a la comunidad en redes que indicaran en caso de ver a Negra y al mismo momento se ocupaban de buscarla en los puntos donde solía encontrarse pero no pudieron dar con ella; recién sobre la madrugada lograron verla en la zona portuaria pero al concurrir el animal ya se había retirado. Durante la madrugada del día siguiente continuó la búsqueda pero no pudieron hallarla, con esta desoladora noticia tuvieron que retornar al sur donde se establecieron otra vez, no tenían más remedio.

Pero en medio de una lluvia de críticas es que surgió una iniciativa solidaria y Magalí junto a su pareja Pablo, ambos rescatistas y peluqueros caninos, decidieron avanzar sobre una colecta para hacer realidad del reencuentro teniendo en cuenta que el 22 de febrero vencía el permiso del SENASA de Negra que permitía que viajara.

A partir de ello, y con la colaboración se logró llegar a una suma aproximada de 20 mil pesos de los cuales una parte fue dirigida a los pasajes de la propietaria para llegar a la ciudad ya que carecía de recursos para costear la totalidad y el resto del dinero tenía como destino combustible ya que otra vecina local decidió poner su auto a disposición para llevarlas a ambas de retorno.

Así el viernes pasado cerca de las 10 de la mañana llego a la ciudad Anahí, dueña de Negra, y comenzaron la búsqueda. Durante la madrugada del sábado su dueña intentó establecer contacto pero escapo, recién en horas de la mañana volvieron y cuando estaba sola finalmente Negra llego y en medio de grandes emociones el reencuentro ya fue una realidad.

Un final feliz para Negra, la perrita extraviada en Comodoro

Una vez que se logró avanzar con la certificación por parte de un veterinario para autorizar el viaje del can y del SENASA, Negra y Anahí pudieron ir a casa.

“Gracias!!! En el día de hoy pude reencontrarme con mi Negra, después de tanta tristeza, altos y bajos. Un reencuentro tan esperado, necesitado y deseado por todos pero más que nada por Negra y por mi. Me explota el alma de felicidad, y también de agradecimiento, por todo, desde que comenzó esto, mucha gente colaboro desde donde pudo y estuvieron atentos avisando siempre, preocupándose, más que mucha gente fue casi todo Comodoro Rivadavia, a ellos estoy sumamente agradecida, especialmente estoy agradecida a Vanesa (con quien mis hijas se comunicaron en un principio), Magali y su esposo incondicionales en esta odisea de el reencuentro con Negra, dos mujeres de corazón gigante que ayudaron todos los días sin parar, sin importar nada más, completamente dispuestas y comprometidas con la causa, agradecida por ellas, porque Dios las puso en esta causa, para Negra y para mi, gracias chicas!” expresó Anahí y continuó “para finalizar, quiero volver a reiterar mi agradecimiento a la comunidad de Comodoro en general por la preocupación por la negra y todo lo que han hecho, gracias”.