BRASIL (ADNSUR) - Un estudio realizado sobre las aguas residuales de la ciudad de Florianópolis determinó que el virus del COVID-19 ya circulaba por Brasil un mes antes de que se detectaran los primeros casos de coronavirus en Wuhan, China.

La investigación fue publicada por la revista Science of the Total Environment, y detectó rastros de Covid entre el 19 y el 27 de noviembre de 2019, tres meses antes de que se registrara la primera infección en el país suramericano.

“Este descubrimiento en Florianópolis junto a otros hallazgos hechos en París, Milán y Barcelona, muestra que el virus estaba circulando antes de que nos diéramos cuenta de que teníamos un problema", aseguró al respecto el coordinador de la investigación, Alfonso David Rodríguez Lázaro.

Además, el investigador remarcó que el hallazgo no incide en lo que científicamente se ha probado sobre la trazabilidad del Sars-Cov-2 y su relación con un virus de origen animal.

“No se trata de un caso aislado. Nuestro estudio se hizo en aguas residuales y encontró que había gran cantidad de gente que estaba excretando el virus en Florianópolis, región brasileña de Santa Catarina, mucho antes de que se reportaran los primeros casos de contagio en Brasil”, agregó Lázaro en ese sentido.

Por último, y en relación al por qué de la investigación en aguas cloacales, el experto detalló que si bien se trata de un virus respiratorio un número elevado de pacientes presentan diarrea como síntoma de la infección, y que un enfermo puede eliminar hasta mil millones de partículas por mil litros de diarrea.

De igual manera, otros estudios han demostrado que el virus circulaba en España, Francia o Italia antes de que se detectaran los primeros enfermos de Covid-19 en esos países. Este último, cabe destacar, fue coordinado desde el laboratorio de microbiología de la Universidad de Burgos, en alianza con la Universidad Federal de Santa Catarina.