Un peligroso asteroide llamado Apolo 2021 PT pasará muy cerca de la Tierra este sábado 28 de agosto, según informes del Centro para los Estudios de Objetos Próximos a la Tierra, organismo dependiente de la Agencia Espacial norteamericana (NASA).

Los astrónomos estiman que pasará este sábado a las 21:52, en Argentina, 19:52 en México y Colombia, 20:52 en EEUU, y a las 02:52 de la madrugada del domingo en España). Es un asteroide considerado “potencialmente peligroso” por su tamaño, ya que se calcula que es casi como un rascacielos, con un diámetro de entre 175 y 240 metros.

Pertenece a la categoría Apolo (así se denominan los asteroides cuya órbita alrededor del Sol es más grande que la de la Tierra). Viaja a una velocidad de unos 7.000 kilómetros por segundo y el peligroso asteroide pasará a 4.908.499 kilómetros de la Tierra.

Aunque el asteroide potencialmente peligroso se acercará a la Tierra, las probabilidades de que choque con el planeta son muy remotas, por lo tanto no representa un peligro.

Los asteroides son cuerpos celestes, que se mueven en órbitas, ya sean de excentricidad escasa o considerable alrededor del Sol, y cuya inclinación sobre la elíptica puede ser de cualquier ángulo. 

“Algunos asteroides y cometas siguen caminos orbitales que los llevan mucho más cerca del Sol de lo habitual y, por lo tanto, de la Tierra”, informó la NASA en un comunicado. 

El último que se aproximó a la Tierra fue el asteroide Apolo 2016 AJ193 que mide más de un kilómetro de diámetro y viaja a una velocidad de 26.169 kilómetros por segundo. Tiene el diámetro de 13 campos de fútbol y se acercó a la Tierra el 21 de agosto último.

¿Cuáles son los tipos de asteroides?

Existen tres tipos de Asteroides Próximos a la Tierra: los Apolo, los Amor y los Atón, que se diferencian entre sí por el tipo de órbitas. Como mencionamos en La Verdad Noticias, los asteroides Apolo describen una órbita elíptica cuyo semieje mayor supera 1 unidad astronómica (distancia media entre la Tierra y el Sol).

El Apolo 2021 PT fue descubierto por primera vez el pasado 8 de marzo. Por tanto, los científicos esperan que el avistamiento de este peligroso asteroide durante la noche de este sábado (o la madrugada del domingo en algunos países) ayude a aportar más datos a la investigación.