COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Un profesor del Colegio Deán Funes, junto a voluntarios, diseñaron un respirador artificial. Pablo Heredia estuvo al frente de la iniciativa, y explicó que trabajan en otros dos proyectos para ayudar a descomprimir el sistema de salud en Comodoro Rivadavia.

“Me llamó un amigo del Aeroclub y me propuso armar un proyecto solidario para ayudar durante la pandemia. Empezamos a ver cuáles eran las necesidades”, dijo, y contó que luego se acercaron a un grupo de médicos quienes le manifestaron la necesidad de contar con respiradores artificiales.

Heredia indicó que la idea consistió en concretar un automatismo para el sistema AMBU. “La intención era quitarle una carga al enfermero o médico, para que no tenga que estar presionando constantemente para dar aire al paciente. El AMBU es una especie de bolsa que los médicos aprietan para hacer respirar a la persona. Nosotros lo que hicimos fue automatizar este proceso para que la persona no esté apretando todo el tiempo y pueda hacer otra tarea”, detalló a Diario Crónica.

Tras el éxito del proyecto, los voluntarios que diseñaron el respirador están a la espera de una reunión con el Municipio y esperan aportes para compra de insumos.

Casa Salesiana Dean Funes

Además están abocados a otros dos proyectos, uno de ellos tiene que ver con sanitizadores de ozono para limpiar habitaciones, y otro para descomprimir la atención en hospitales y clínicas ante la llegada de la bronquiolitis “Estamos armando un sistema para alivianar la carga de los médicos, porque sabemos que hay pocos equipos para esto”, puntualizó.