CAPITAL FEDERAL - “No se puede separar salud de economía”, apuntó el diputado del Frente de Izquierda, Nicolas del Caño, quien propuso la idea de implementar el pago de un Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 30.000 pesos para los sectores más perjudicados por la pandemia de coronavirus.

Para posibilitar esta erogación, consideró que es "urgente" tomar "medidas que afecten a los sectores más concentrados", entre las que se encuentra el impuesto a las grandes fortunas.

Así, aseguró que "se podía lograr un IFE de 30.000 pesos que no es el mismo que el de 10.000 que termina siendo de 5.000 para el grupo familiar", expresó según reseña Vía País. En ese sentido, opinó que “sería más pasable el aislamiento para muchos sectores que se ven obligados a salir a trabajar”, en referencia a los informales.

Al ser consultado sobre el impuesto a la riqueza que quiere impulsar el Frente de Todos hacia fin de año, el referente de izquierda no confía que se trate el tema en el plazo estipulado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, al considerar que “todas las semanas hacen el mismo cuento” desde el oficialismo.

Y agregó: “Es una cuestión que se necesita urgente. Se planteó producto de la pandemia y tenía que ver con paliar la situación de emergencia de las mayorías. Me parece mal poner a fin de año este proyecto cuando se votaron leyes como la de economia del conocimiento, que beneficia. entre otras empresas, a las de Marcos Galperin y Alberto Roemmers”.

Fuente: Vía País