COMODORO RIVADADAVIA (ADNSUR) - Desde el comienzo de la pandemia muchos argentinos vieron afectados sus ingresos ante la imposibilidad de trabajar lo que ha llevado a “ingeniárselas” para salir adelante.

Como es el caso de Nicolás Pareno, un vecino de Comodoro Rivadavia que decidió empezar en los últimos días un nuevo emprendimiento en  plena pandemia. Luego de cobrar el segundo pago del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) de $1O mil pesos y decidió invertirlo en la compra de una hidrolavadora y comenzó a lavar automóviles de los vecinos de Palazzo. Cabe recordar que en el marco de la emergencia sanitaria, el Gobierno Nacional dispuso el IFE, para trabajadores informales y monotributistas de ingresos más bajos.

El nuevo proyecto de Nicolás comenzó a ser difundido por redes sociales, incluso en el Facebook de la vecinal de Próspero Palazzo pidieron apoyar a uno de los vecinos del barrio. 

“Ya tenía una aspiradora bastante buena y empecé a comprar los productos para poder lavar los autos", afirmó a ADNSUR. Y explicó que hace un mes se quedó sin trabajo, "estuve dos o tres semanas dándome manija a ver qué podía hacer, si podría hacer delivery y decidí finalmente lavar autos"

Asimismo, aseguró que “Ya venía dura la mano, y estar desempleado lo complicó bastante. Conseguir trabajo es difícil, antes trabajaba de mantención, herreros, soldadores; y el señor con el que trabajaba ya no podía pagarme más”. 

“Muchas gracias por compartir. En esta pandemia buscamos la vuelta para salir adelante, con muchas ganas de trabajar pero sin ayuda de ustedes no podría hacerlo”, escribió agradecido.

El sábado compartió imágenes en Facebook de los primeros autos lavados: “Muchas gracias a nuestros dos primeros clientes. Súper felices de poder trabajar”, manifestó.