Un nuevo crimen sacudió en las últimas horas a Brasil, luego de que se conociera la historia de un joven de 14 años que mató a tiros a su papá para evitar que golpeara a su madre.

El hecho ocurrió en San Pablo, y en base a los primeros reportes la víctima sería uno de los empresarios más exitosos del país, destacado por su negocio de venta e importación de equipos de sonido para automóviles.

Fabricio Cesar de Oliveira, de 50 años, recibió tres disparos por parte de su hijo, quien más tarde confesaría ante la policía que su accionar estuvo relacionado con un intento de evitar que el también presidente de la Cámara de Comercio Brasil-China continuara golpeando a su madre.

Según explicó el menor tras la llegada a su domicilio de la Policía Militar, su decisión también fue en defensa propia, dado que cuando intentó ayudar a su mamá el hombre lo amenazó con una barra de hierro.

En total el adolescente le disparó tres veces a su padre, y una de las balas alcanzó a herirlo de gravedad en el abdomen.

Tras ofrecer su testimonio en la comisaría de la municipalidad, la madre y el menor fueron liberados y salieron del sitio acompañados de su abogado.