COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Clínicas y sanatorios del interior del país, representados a través de la organización Salud Federal, que integran alrededor de un centenar de instituciones de todo el país, advirtieron al ministro Ginés González García la situación de faltantes de stock y la exorbitante suba de precios de medicamentos para tratar el coronaviruos, que en algunos casos llega al 500 y hasta el 1.000 por ciento, entre los meses de agosto y septiembre último. El doctor Roberto Villavicencio, uno de los socios fundadores de esa organización, explicó los alcances del grave problema y las acciones que se esperan por parte del gobierno nacional para resolverlo.

“Esta es una situación que se ha planteado en las últimas semanas, en el sentido de que hay tres drogas que se utilizan para los pacientes en la situación más crítica de covid y que están en terapia intensiva –describió el profesional, en diálogo con Actualidad 2.0-. Son drogas que se aplica en casos de respiración asistida, es decir a pacientes que están con el famoso respirador o sistema de pulmón artificial”.

Se trata de medicamentos que consisten en un bloqueante neuromuscular, una sedación anestésica y una droga analgésica, que son “las que en este momento están faltando y que se utilizan exclusivamente para que el paciente pueda tener respiración asistida. El paciente esté intubado y respira gracias a este conjunto de drogas y obviamente, la aplicación del respirador”, precisó el profesional, quien además preside la Asociación de Clínicas de la ciudad de Rosario.

Consultado sobre los resultados de la reunión con el ministro Ginés González García, precisó:

“Al ministro primero le advertimos sobre el faltante de estas drogas, por lo que le transmitimos la necesidad de que el Ministerio, por las vías administrativas que corresponda, abra la incorporación de estas drogas lo antes posible, porque se necesitan en forma inmediata. Caso contrario los pacientes se quedarían sin la posibilidad de salvar su vida”.

Ante la pregunta de si la suba de precios se debe al faltante de los productos, respondió: “Es una especulación muy próxima a la realidad, porque todo lo que está faltando aumentó significativamente los precios y muchísimo más alto de lo que aumentó el dólar. Porque el aumento del 500 por ciento está por encima de cualquier variación del tipo de cambio y esto aumentó del mes de agosto para el mes de septiembre, no es que se haya acumulado a lo largo de todo el año”.

“La mayoría de la gente se atiende en el sector privado”

Villavicencio detalló además que en algún caso específico, el incremento fue de hasta un 1.000 por ciento, por lo que se pidió la urgente intervención del Ministerio.

“Una explicación es que la pandemia se trasladó del AMBA hacia El interior del país, donde hoy está casi el 70 por ciento de los enfermos graves de covid, cuando hasta hace algunas semanas la relación era la inversa. Se ha invertido esa proporción”.

Recordó además que al principio de la pandemia habían subido fuertemente los precios de los Elementos de Protección de Personal (EPP). “Por eso debimos hacer una fuerte inversión todos, después vinieron las divisiones de las áreas covid y no covid, después la ampliación de cantidad de camas de terapia intensiva, transformando lo que eran camas de internación simples, con el equipamiento de monitores de signos vitales, los respiradores, etc. Después capacitar a los recursos humanos para esas nuevas salas y ahora se viene a cortar el tema por el lado de los medicamentos –detalló-. Realmente es un problema que creo de los más sencillos de resolver, pero hay que tomar rápidamente acciones conducentes para que haya stock suficiente y precios accesibles, porque en definitiva eso lo van a pagar las obras sociales, las mutuales, el pami, etc. Es un problema social muy importante, más aun teniendo en cuenta que el 70% de la población se atiende del sector privado”.

“Tenemos reservas para 5 a 10 días”

Villavicencio indicó además que los medicamentos falantes “son drogas comunes, no son de innovación, sino que estas drogas las utilizan los anestesistas todos los días; lo que pasa es que los pacientes de covid la necesitan durante todo el día para poder sobrevivir  y mejorarse, por ejemplo estamos hablando del proposol o el megasolan, que son las drogas que más se utilizan para sedación anestésica de estos pacientes. Fíjense la importancia de que nosotros podamos comunicar esto, hemos puesto una alerta en nuestro caso ante autoridades provinciales y ante el ministro de Salud de la Nación, diciéndole la necesidad que tenemos de que intervengan para que rápidamente desde las droguerías nos provean de estos elementos”.

Según detalló el entrevistado, González García dijo que se ocupará de que se conrete la disponibilidad de estos medicamentos faltantes, a través de las acciones a su alcance, vinculadas a los permisos de importación y otras decisiones para que los sanatorios privados de todo el país dispongan de estas drogas

“Esperamos que esto se resuelva pronto, nosotros tenemos entre 5 y 7 días de reserva para aguantar hasta que esas acciones del Poder Ejecutivo den resultado, a fin de poder garantizar el tratamiento de los pacients.  Somos alrededor de 100 instituciones, de establecimientos en el país, de distintas provincias y entre nosotros obviamente ya estamos intercambiando información, proveedores, nos estamos prestando drogas de un lado para otro, como para poder de alguna manera hacer frente a esta situación”.