ROSARIO (ADNSUR) - Un pequeño túnel que une las colectoras de la avenida Circunvalación, ubicado en la zona norte de Rosario, fue el escenario de dos insólitos hechos ocurridos con apenas unas horas de diferencia. 

Si bien el paso cuenta con la señalización correspondiente, los choferes que protagonizaron los accidentes cometieron un error de cálculo y debieron ser asistidos para retirar sus vehículos.

El primer hecho ocurrió en horas de la mañana de este miércoles y fue protagonizado por un camión que reparte alimentos y bebidas. A pesar de la baja altura del corredor, el conductor quiso pasar por allí, y lo logró. El techo del vehículo tocó las paredes del conducto y aún así logró avanzar hasta casi la mitad del trayecto, pero finalmente quedó atascado.

 

Tal como se aprecia en las imágenes emitidas por la señal de noticias Canal 3 de Rosario, el camión repartidor debió ser asistido por una grúa para poder salir de allí. El conductor pudo retirarse por sus propios medios.

Tan solo unas horas más tarde, un colectivo de la línea 141 de Rosario intentó pasar por el mismo túnel y corrió la misma suerte. El chofer cometió un error de cálculo y, aunque a simple vista se puede observar que el vehículo excede la altura máxima, buscó atravesar el corredor.

A diferencia de lo ocurrido con el camión, en esta ocasión el colectivo no logró ingresar al túnel, sino que chocó contra la pared de concreto del mismo. No se registraron heridos pero el conductor tuvo que comunicarse con el servicio de asistencia de la empresa a la que pertenece la línea 141 para sacar la unidad de servicio y evaluar los daños.