Un caso que resultó inexplicable para la comunidad científica y pediátrica sorprendió al mundo luego de tener lugar en Alabama, Estados Unidos, donde un bebé nació cincomesino, pesó 420 gramos y sobrevivió.

El episodio le valió a la criatura convertirse en el bebé más prematuro del mundo en sobrevivir, un récord oficializado por el libro Guiness de los récords.

Según se supo, Curtis Means nació 13 días antes de lo previsto junto a su hermano gemelo, quien no pudo sobrevivir a las condiciones adversas de su llegada al mundo. Hoy sano, el bebé tiene 16 meses y vive una vida normal.

"Normalmente aconsejamos una atención compasiva en situaciones de nacimientos tan extremadamente prematuros", aseguró al respecto el doctor Brian Sims, quien atendió a su madre, previo a asegurar que estadísticamente los niños que nacen tan jóvenes tienen pocas posibilidades de sobrevivir.

 "Esto permite a los padres sostener a sus bebés y apreciar el poco tiempo que puedan tener juntos", agregó.

Pese a estos datos, Curtis se fue fortaleciendo con el correr de las semanas y recibió el alta tras 275 días en el hospital.

"Poder llevar por fin a Curtis a casa y sorprender a mis hijos mayores con su hermano pequeño es un momento que siempre recordaré", destacó su madre una vez conocida la noticia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!