SAN JUAN (ADNSUR) - Un bebé de tan solo 10 meses quedó internado en terapia intensiva y con pronóstico reservado tras enredar su cuello con un cinturón de seguridad

El hecho se produjo en la ciudad sanjuanina de San José de Jáchal en la noche de este viernes. Según fuentes policiales, el padre llevó al pequeño al Servicio de Urgencias del Hospital Rawson con un complicado estado de salud.

El padre del menor, de 29 años, dijo que el niño estaba jugando con el cinturón de seguridad de la silla que suelen utilizar para trasladar a los bebés y en un descuido y sin explicación alguna, el pequeño se habría enredado y por unos instantes se quedó sin respirar. 

Al ver esta situación el hombre reaccionó rápidamente y trasladó a su bebé al nosocomio de Jáchal, donde decidieron trasladarlo hasta la capital sanjuanina. Allí el pequeño quedó en terapia intensiva.

Fuente: Tiempo de San Juan