ESQUEL (ADNSUR) - Un adolescente cayó desde 10 metros de altura y no tuvo ninguna fractura. El accidente ocurrió la tarde del lunes en la localidad cordillerana de Esquel.  

El menor de 15 años solo reportó lesiones leves, pese a la altura desde donde cayó. El accidente ocurrió el lunes, pasadas las 18 horas, en una zona ladera rocosa ubicada en la intersección de las calles Alberdi y Costanera.

El adolescente estaba recorriendo una ladera rocosa ubicada detrás de su casa cuando perdió el equilibrio y cayó desde la pendiente a unos 10 metros de altura.  

Por razones que se desconocen cayó en un terreno formado por piedras y rocas, pero pese a la altura no sufrió lesiones de gravedad. Sin embargo, fue trasladado al Hospital Zonal de Esquel en ambulancia para que sea evaluado por médicos.

Tras ser revisado por los médicos, se confirmó que no presentaba fracturas y fue dado de alta, según publica EQSNotas.