La crónica de la agencia ANSA indica que se trata de Marisa Fotieo, una maestra de Michigan que se dirigía a Islandia, quien detectó ser caso positivo de coronavirus en el aire y decidió refugiarse en un baño del avión para evitar el contagio de otros pasajeros.

"Había 150 personas en ese vuelo y mi mayor miedo era contagiarlas", dijo, mientras desde el cubículo donde se encontraba autoaislada envió un video desde la red social Tik Tok que vieron cuatro millones de veces desde su lanzamiento, el 21 de diciembre.

Teacher Isolates in Restroom After Positive Test Mid-Flight

También le explicó a CNN que estaba completamente vacunada, con una dosis de refuerzo completa, antes de viajar con su padre y su hermano con destino final a Suiza.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!