ESTADOS UNIDOS (ADNSUR)- De acuerdo con el diario alemán Welt am Sonntag, Donald Trump tentó económicamente a la empresa biofarmacéutica CureVac ubicada en la ciudad de Tubinga, Alemania. Actualmente, trabaja en la fabricación de una vacuna contra el coronavirus en colaboración con el Instituto Paul Ehrlich para Vacunas y Medicamentos Biomédicos, dependiente del Ministerio de Sanidad alemán, informó TN Todo Noticias.

Según fuentes cercanas al Gobierno alemán, representantes del Gobierno de Ángela Merkel habrían comenzado una serie de negociaciones con CureVac para evitar que Trump adquiera los derechos exclusivos de una potencial vacuna, informó el citado medio en un artículo reciente.

Por su parte, desde el Ministerio de Sanidad del país europeo expresaron que el Gobierno "está muy interesado en que se desarrollen vacunas y principios activos contra el nuevo coronavirus también en Alemania y en el resto del continente", por lo que iniciaron intensivas conversaciones con la firma CureVac. Sin embargo, la biofarmacéutica rechazó hacer declaraciones sobre esta supuesta "disputa comercial".