El ministro de Educación, Nicolás Trotta, dijo que a partir del próximo lunes, una vez finalizado el período de aislamiento estricto de nueve días  "debe continuar el modelo educativo de no presencialidad" en las zonas del país que se mantengan en las categorías de "alarma sanitaria y epidemiológica", como Buenos Aires.

En Chubut, las ciudades de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly y Esquel están en alerta roja por la cantidad de casos de coronavirus, pero este viernes por la mañana el ministro de Salud, Fabián Puratich anticipó que "Está previsto que las clases presenciales se retomen el lunes" en la provincia. Aunque aclaró que  "hoy vamos a reunirnos pero eso es lo que está previsto, hay que evaluar otras series de medidas si la situación sigue en esta magnitud".

"La semana que viene en lugares con alto riesgo epidemiológico se analizará el regreso a la presencialidad administrada, pero en los lugares de alarma epidemiológica, hay que continuar con el modelo educativo en el marco de la no presencialidad", dijo el ministro Trotta este viernes a radio La Red.

A partir del lunes próximo, serán retomadas las medidas que rigieron desde el 1 al 21 de mayo, que comprenden la suspensión total de la presencialidad educativa en aquellos distritos que se encuentren en situación de "alarma epidemiológica y sanitaria".

Trotta añadió que la no presencialidad "debería ser tema resuelto con estos indicadores si prima el cumplimiento no selectivo de la norma, porque los indicadores son contundentes y tenemos que esperar que el impacto de este esfuerzo de estos últimos 9 días -con medidas más estrictas- se vean en las variables epidemiológicas".

En este marco, el Gobierno porteño postergó para este viernes la definición respecto de la vuelta a las clases para los alumnos en la Ciudad de Buenos Aires, que esta semana vieron suspendido completamente su dictado tras la decisión de la gestión local de no recurrir a la educación a distancia como lo establecían las medidas sanitarias dictadas por el Gobierno Nacional para el período desde el 22 de mayo al próximo domingo.

Trotta explicó que se "ha establecido un indicador objetivo en centros de más de 300 mil habitantes y, por ejemplo CABA, está duplicando el número que le permitiría llegar de nuevo a un esquema de clases presenciales, con lo cual no es que está ni siquiera cerca". "Eso debería hacer reflexionar a cada gobernador y cada gobernadora respecto de los compromisos y el cumplimiento de las normas", agregó.

"Nosotros somos promotores de la presencialidad", reafirmó el ministro, quien, al mismo tiempo, pidió "responsabilidad y asumir el costo frente a ciertos sectores que quieren presencialidad sin asumir las variables epidemiológicas".

"Esperamos que lo haga -en cumplimiento de las decisiones nacionales- y no vuelva a una instancia selectiva del cumplimiento de la norma. Le decimos siga cumpliendo el DNU pero también cumpla las resoluciones del Consejo Federal de Educación, que reflejan este consenso", definió el funcionario en relación al aval de las autoridades educativas de todos los distritos del país a establecer un esquema de presencialidad, semipresencialidad y educación a distancia según indicadores epidemiológicos y sanitarios.

QUÉ PASARÁ CON LAS VACACIONES DE INVIERNO 

Por otra parte, consultado sobre si está previsto el adelantamiento de las vacaciones de invierno, Trotta respondió: "Estamos conversando con distintas jurisdicciones y viendo las variables sanitarias y epidemiológicas así como el proceso de vacunación".

"En junio podría ser una alternativa pero hay que ser muy cuidadoso", dijo al respecto, tras lo cual recordó que "en julio hay temperaturas más bajas que junio".