El 10 de noviembre del año 2018 la tragedia golpeó a cinco familias de Chubut, cuando la camioneta donde se trasladaban un grupo de amigos, oriundos de Rawson y Trelew,  viajaban rumbó a Buenos Aires para ver jugar a Boca Junior en la Copa Libertadores en Buenos Aires.

Llovía torrencialmente y en el Kilómetro 108 de la ruta 205, a la altura de Lobos, una camioneta - cuyo conductor viajaba borracho - cambió de carril y los embistió de frente. Malcom Viton, Sebastián Berra, César Ezequiel Jones y Franco Guido Silvestri murieron en el fatal accidente.

Luciano Virgili fue el único sobreviviente del grupo de amigos y este 10 de noviembre a 3 años de la tragedia  recordó a sus amigos a través de sus redes sociales.

 "Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. N dejes nunca de brillar porque eso me pone bien cuando estoy un poco mal. Te voy a amar y extrañar siempre", escribió arrobando a Franco Guido Silvestre, uno de sus amigos. "Justica por los pibes".

Luciano Virgili

Hace unos meses, Luciano brindó su testimonio a Telefe Noticias, en el segmento “señor juez”, donde pidió justicia por sus amigos. “Le pido por favor que me escuche. Mi nombre es Luciano Virgili y soy el único sobreviviente de la llamada tragedia de Lobos. Junto a cuatro amigos, unidos por la pasión por Boca, viajábamos desde Rawson, hacia Buenos Aires, para ver el superclásico Boca River, en noviembre de 2018. En la ruta 205, cerca de Lobos, una camioneta que zigzagueaba nos chocó de frente. El conductor estaba borracho. Mis cuatro amigos murieron: Franco, Ezequiel, Malcom y Sebastián”.

EL PEDIDO DE LA FAMILIA

En agosto, familiares y amigos de Malcom Viton, Sebastián Berra, César Ezequiel Jones y Franco Guido Silvestri, los recordarán en el mural pintado en su memoria en la ciudad de Rawson, donde volvieron a reclamar justicia.

Nota Rodrigo Gomez - Buen Domingo Comodoro - 01-08-21

Carlos Silvestre, papá de Franco, en diálogo con ADNSUR cuestionó que no se haya elevado a juicio la causa aún. 

El conductor "1,8 de alcohol en sangre tenía. Fue en el estudio que se hizo tres horas después. Los peritos dijeron que superaba los 2 puntos, pero en el expediente figura 1.8. Sumado a los testigos que lo vieron zigzagueando... está todo en el expediente".

"No hay ninguna excusa como para que no lo convoquen a indagatoria y lo eleven a juicio", reconoció y pidió justicia para su hijo y sus amigos.

Familiares mencionaron a ADNSUR que el imputado se negó a declarar el pasato 1 de octubre, y designó a tres abogados patrocinantes, y están a la espera fecha para el debate oral.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!