INDIA - El milagroso hecho ocurrió en la localidad India de Pusad, en el estado de Maharastra. Un nene trepó a una altura de 12 metros para desenganchar el barrilete que había quedado trabado en una tubería.

Logró liberar el cometa, que cayó al suelo y su amigo -que estaba mirando la escena- se acercó para recoger el objeto. En ese momento, el niño que había trepado se resbaló y precipitó de espaldas al vacío.

Por fortuna, aterrizó sobre el amigo que estaba levantando el barrilete y ninguno de los dos sufrió heridas.