Valeria Lucero tiene 37 años. el 12 de mayo fue diagnosticada con covid-19 en San Julián, y su estado comenzó a empeorar rápidamente. Llegó a Caleta Olivia intubada con severas complicaciones. Tras 25 días de internación superó el gravísimo cuadro clínico que la tuvo al borde de la muerte. Este lunes fue dada de alta y regresará a su ciudad junto a su familia.

“Soy de San Julián y dimos positivo con mi marido el 12 de mayo. En ese momento no tenía síntomas, pero mi situación se empezó a agravar, los días fueron pasando y estaba cada vez peor. Terminé internada en el hospital de allá y como la situación se agravó me trasladaron de urgencia a Caleta Olivia”, relata Valeria a Voces y Apuntes.

Valeria estaba embarazada de su primer bebé, y eso sumaba complicaba aún más su cuadro y lo hacía más riesgoso. De los 25 días que estuvo internada, nueve de ellos debió ser conectada a un respirador. 

Valeria se mostró sumamente agradecida con todo el personal del Hospital Zonal, a quienes ella considera que le salvaron la vida. 

“La gente del Hospital se re portó. No tengo palabras, más que de agradecimiento para todos ellos. Hoy me voy a casa con mi bebé y mi marido. Me estoy yendo a casa y estoy viva, las probabilidades de que yo viviera no eran muchas. Fue un milagro. Los médicos hicieron de todo y estuvieron siempre presentes”.

Por último, dejó un mensaje a la comunidad para que extreme los cuidados: “Le pido por favor a la gente que se cuide. Es re grave y nadie sabe lo que es hasta que te toca vivirlo. Es horrible no poder respirar”.

Con información de Voces y Apuntes