CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Luego del caso de Necochea, otro "baby shower clandestino" tiene en vilo a una ciudad de la provincia de Buenos Aires. En esta oportunidad, ocurrió en la localidad de Alberti, donde una familia festejó la llegada del bebé. A la reunión asistieron varios conocidos, y obligó al aislamiento de 70 personas.

El padre del bebé fue el primero en presentar síntomas de fiebre, falta de olfato y gastroenteritis, por lo que se le realizó el hisopado y está aislado, según informaron medios locales. La mamá y el bebé también presentaron fiebre y fueron trasladados a un hospital de Junín.

demás, cuatro enfermeras que intervinieron en el parto también fueron aisladas por decisión de las autoridades del hospital donde trabajan mientras esperan el resultado de los hisopados, según detalló TN.

"En el transcurso de la tarde del jueves, se presentó una situación en la ciudad que generó el aislamiento bastante importante de muchos vecinos, cerca de 70 personas aisladas, como consecuencia de un caso de observación que presentaba criterios de hisopado”, informó el intendente de Alberti, Germán Lago, al periodista Eduardo Rosa.

Alberti había entrado este miércoles en la Fase 5 de la cuarentena, que habilitaba las reuniones familiares los domingos, la apertura de locales gastronómicos y la posibilidad de hace deportes.

"La Fase 5 implica una mayor responsabilidad y en este contexto está de manifiesto que no se actuó de esa manera", remarcó el funcionario y agregó: "Si hubieran sido prudentes, los aislados serían siete personas; en este caso fueron imprudentes y son 70. Las ganas de querer conocer al recién nacido traspasó los límites de lo permitido y fue una reunión social con el nacimiento de una criatura".