Ya el conocido zorrino "Pep Le Pew" fue duramente cuestionado "por normalizar la cultura de la violación". Es que el zorrino,  en su amor por una, "la agarra/besa" sin consentimiento". Sin embargo, no todo quedaría ahí: el príncipe de Blancas Nieves ¿ es acosador?

"Blancanieves está dormida y, por lo tanto, el beso no fue consensuado", fue el cuestionamiento de la imagen por parte de  dos periodistas de SFGate, sobre la figura que forma parte del Parque  Walt Disney inaugurado en 1955.

"No puede ser un beso de amor verdadero si solo una persona, en este caso el príncipe, sabe lo que está pasando", escribieron los periodistas en la edición digital del San Francisco Chronicle.

"¿No estamos ya de acuerdo en que el tema del consenso en los primeros filmes de Disney es un aspecto problemático? ¿Y que enseñar a los niños que besar a una persona, si ambos no están de acuerdo, no está bien?", se preguntaron. 

BLANCANIEVES NO EXISTE

Al respecto, Carola Martínez, especialista en literatura infantil, analizó sobre la polémica que "Nadie le robó un beso a Blancanieves, básicamente porque Blancanieves no existe", tras explicar que "las continuas revisiones de los clásicos por parte del mundo adulto marcan muchas cosas interesantes. La primera es que no toman en consideración que son narraciones que datan del siglo XVII y que en ese contexto de producción no existe ninguna posibilidad que estén en concordancia con lo que piensa la sociedad cuatro siglos después".

"No pueden distinguir algo fundamental las narraciones forman parte de la ficción y más aún en este caso de cuentos maravillosos por lo que la necesidad de hacerlos corresponder con la realidad no tiene sentido. Las narraciones no son realidad. Nadie le robó un beso a Blancanieves, básicamente porque Blancanieves no existe", aseveró en diálogo con Clarín