Luego de la polémica por la supuesta existencia de 5 millones de vacunas almacenadas en heladeras, el médico infectólogo y asesor presidencial Pedro Cahn aseguró hoy que "no hay vacunas durmiendo la siesta"

"En la Argentina están entrando gran cantidad de dosis de vacunas (contra el coronavirus) y la gente tiene que entender que, cuando entran esos containers, empieza un proceso, donde se controla la temperatura, se prepara para enviarlas a las provincias en camiones refrigerados y, cuando llega a la jurisdicción, esta tiene que redistribuir", explicó el médico en diálogo con radio La Red.

En este sentido, remarcó que "no hay vacunas durmiendo la siesta" y que la campaña de vacunación permite que las vacunas lleguen "tanto al centro del país como al Impenetrable del Chaco".

Por otro lado, Cahn destacó la necesidad de generar confianza sobre su efectividad porque "la mejor prueba" de la importancia de la inmunización "es la caída de casos de coronavirus en estos tres meses", con alta circulación de personas en la vía pública.

"El 60% de la población tiene una dosis de vacunas, pero si mira la población objetivo de mayores de 18 años, más del 83% está vacunado con una, aunque no es suficiente; pero más del 77% de mayores de 70 y 60 años tienen esquema de dos dosis y los mayores de 50 años superaron el 60% con dos dosis", sumó además a la hora de repasar las estadísticas brindadas por el Ministerio de Salud de la Nación.

Por último, y en relación a la posibilidad de que se avance con otras medidas de flexibilización, Cahn fue prudente a la hora de pedir advertir sobre "la repercusión" de la Variante Delta antes de tomar cualquier decisión.

"Yo no me apuraría con el uso del barbijo; sería prudente", cerró.