Luego de la polémica que se generó a raíz de la denuncia sobre una docente de Santa Cruz que le dijo a sus alumnos que el COVID-19 "no existe", Rosa Razuri, protagonista de la historia, realizó su descargo ante los medios y aseguró que "nos pretenden hacer callar".

"Tiene que ver con la democracia y la necesidad de un debate público para que la sociedad pueda ver las diferentes opiniones de médicos o infectólogos", afirmó la docente de Formación Ética y Ciudadana en relación a sus dichos que generaron indignación en la comunidad educativa santacruceña.

En ese sentido, aseguró que en su materia busca que los alumnos puedan "discernir y escuchar todas las campanas", y pidió disculpas "por mi reacción frente a los padres".

Sin embargo, aclaró que lo que manifestó sobre el coronavirus "no es descabellado, está fundado lo que pienso".

"Hubieron alumnos que habían investigado y que si estaban de acuerdo con lo que yo planteaba. Otros alumnos no estaban de acuerdo y lo que se viralizó fue la discusión con las madres de estos alumnos que han sido muy irrespetuosas", remarcó en relación a las imágenes viralizadas en las últimas horas donde se la ve negando la existencia del virus originado en Wuhan, China.

"Las personas que opinamos de otra forma respecto al coronavirus nos pretenden hacer callar, es lamentable. Yo quiero crear hombres y mujeres del mañana que sean libres y que estén informados", cerró su descargo ante los micrófonos de Canal 2.

Cabe destacar que tras la polémica Ismael Enrique, vicepresidente del Consejo Provincial de Educación, aseguró en diálogo con LU12 AM680 que la docente será separada de su cargo tras sus dichos.