Luego de que España aprobara en las últimas semanas la nueva ley Trans que permite el cambio de sexo desde los 12 años, el Código Civil de la nación europea fue modificado reemplazando las palabras "padre" y "madre" por "progenitores".

El objetivo de la medida, se explicó, es poner en igualdad todas las realidades familiares, incluyendo no solo a parejas de personas del mismo sexo, sino también a las de sexo opuesto, personas trans y no binarias.

A partir de esto, si por algún motivo se debe nombrar de manera individual a cada uno de los adultos responsables, se utilizará "madre o progenitor gestante" y "padre o progenitor no gestante".

La normativa también obligó a que la responsabilidad de prestar alimentos a los hijos sea igual para "ambos progenitores", e incluso se permitirá elegir el órden de los apellidos, siempre y cuando haya común acuerdo entre ambos.

En cuanto al matrimonio, por último, el Código Civil pasará a referirse a "las personas" en lugar de "el hombre y la mujer".