TRELEW (ADNSUR) - Con apenas 9 años y después de dos de tratamiento en Buenos Aires para luchar contra la leucemia, Eluney volvió a Trelew para continuar con su tratamiento a distancia.

Alberto Lagos, su papá, vende películas en la calle. Así fue sorprendido cuando le diagnosticaron cáncer de sangre a su hija, Eluney.

“Fue de un día para el otro. Se puso mal. Fue al médico. Tenía vómitos y fiebre. Luego, le pidieron más estudios y sacaron el diagnóstico: leucemia”, entonces les pidieron que no fueran más al Hospital, recordó Alberto en diálogo con Jornada.


“En tres días la trasladaron para Buenos Aires, un lugar que para mí y mi hija. Era totalmente desconocido. Hubo que pelearla porque allá no conocíamos a nadie, y adaptarnos a una gran ciudad donde todo era diferente a lo que conocíamos, hasta la gente era diferente”, rememoró.

Tras dos años de luchar contra la leucemia en Buenos Aires, Eluney mejoró y volvió a Trelew


Eluney resistió siete procesos de quimioterapia en el Hospital “Garrahan”. Los primero seis meses estuvo hospitalizada y continuó el tratamiento con internaciones programadas.

Después de dos años de lucha volvió a la ciudad de Trelew, mejor de salud, aunque la batalla contra la enfermedad continúa. El proceso de recuperación sigue con controles todos los meses en el Hospital de Trelew y cada tres meses en Buenos Aires, continuando el procedimiento durante cinco años más.


“Ella aún no le ganó al cáncer”, aclara su papá, el vendedor ambulante que dejó todo por la salud de su hija y que ahora busca trabajo para seguir acompañando su tratamiento.


"Gracias a todas las personas que me estuvieron ayudando. Me siento bien por ahora", resaltó Eluney. "Estoy jugando con mi hermanito", destacó la nena tras dos años lejos de parte de su familia.