COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Los transportistas escolares se encuentran en una situación crítica a partir del parate que la pandemia de coronavirus ocasionó en su principal actividad: con la suspensión del dictado de clases, su trabajo se redujo a casi cero. Sin la posibilidad de trasladar estudiantes, ni un panorama certero para el inicio de su actividad, se reunieron este miércoles con los concejales comodorenses a fin de solicitar acompañamiento económico.

Además, aunque puedan comenzar a trabajar, su actividad se verá sumamente afectada por los protocolos de distanciamiento social, que reducirían las plazas de los transportes prácticamente a la mitad. Bajo este panorama tuvieron una reunión con los concejales del Bloque Frente de Todos, quienes escucharon atentamente su problemática.

Al respecto Elizabeth Ingram, transportista, expresó que “tuvimos que reinventar nuestras actividades porque no tenemos acceso al IFE, ya que al tener un vehículo a nuestro nombre no nos permite tener una ayuda económica”, además agregó que “el municipio nos permitió trabajar como delivery pero eso es para vivir el día a día, por eso nos reunimos con los concejales, les planteamos nuestra situación económica de los 130 transportistas”.

Por su parte el concejal justicialista Marcos Panquilto explicó que “este es un sector muy golpeado, la están pasando feo desde el año pasado antes de la pandemia por el tema de los paros”. El edil también agregó que “ahora vamos a hacer un relevamiento de cuántas familias son las afectadas para ver qué mano les podemos dar desde el Concejo”.

Panquilto manifestó que “en junio se les venció la eximición del impuesto automotor así que podemos trabajar algo al respecto, en principio”, sin embargo se mostró conmovido por la situación al expresar que “da pena ver que algunas de estas familias no tienen para comer, tenemos que buscar una solución a esto y creo que junto al Ejecutivo se va a lograr”.