Con la quita de los subsidios al transporte público por parte del Gobierno Nacional, el boleto de colectivo -urbano e interurbano- podría sufrir incrementos que dependerán de cuánto de esos montos faltantes sean absorbidos por el Gobierno Provincial y los municipios.

COMODORO RIVADAVIA (INFORME ESPECIAL PARA ADNSUR) - Con la eliminación del subsidio que aporta Nación al sistema de transporte público del país, tendrá efectos directos sobre la tarifa del boleto urbano e interurbano de pasajeros, aunque las incidencias podrían variar según se aplique de un modo abrupto o “gradual”, como también dependerá de si la provincia absorbe parte de lo que deja de transferir el gobierno nacional, o si todo el peso será absorbido por municipios y usuarios. Aquí tres claves para anticipar los posibles impactos en Comodoro Rivadavia.

Transporte público: claves para anticipar el impacto en el precio del boleto

1) Subsidio nacional. En la actualidad, el sistema de transporte urbano en Comodoro Rivadavia recibe un monto mensual de 15 millones por mes en concepto de subsidio aportado por el Estado nacional. A esto se suman los 10 millones promedio mensual que aportará este año el municipio y 1 millón de parte de Provincia. En el municipio ya se trabaja con distintos escenarios posibles, que van desde una eliminación total del subsidio nacional desde enero, hasta una baja “gradual”, que podría proyectarse en un 25% de reducción por trimestre, hasta llegar a 0 en diciembre de 2019. En cualquier caso, la suba del boleto al final de ese ciclo, sea gradual o “sin anestesia”, implicaría al final del ciclo y en base a las proyecciones actuales, de entre 35 y 37 pesos, es decir más del doble de los actuales 16,50 para el pasaje urbano mínimo.

2) Subsidio municipal. El municipio proyecta elevar los 120 millones de este año, a 180 millones de pesos el año próximo. Sin embargo, aun con ese incremento del 50% en el aporte municipal, no se puede cubrir la pérdida total de los 180 millones que a valores de hoy aporta el Estado nacional. A esto se suma la incidencia de 3 factores fundamentales en la estructura de costos del boleto:

  • salarios, que representa un 60% de incidencia y que el subsecretario Ricardo Murcia estima que la paritaria del sector no estará por debajo del 33% durante el año próximo, considerando la inflación estimada para el año próximo.
  • combustibles: este año lleva acumulado un incremento del 65%, mientras que en un escenario “optimista”, el año pasado no bajaría de 25%, según las estimaciones que maneja el municipio.
  • inflación: 23% proyectada en forma oficial por el presupuesto 2019, más un arrastre de entre 10 y 12 puntos del año en curso.

3) Subsidio provincial. El gobierno nacional justifica la eliminación del subsidio nacional con la trasferencia de esa responsabilidad a las provincias. En el caso de Chubut no hay señales de que vaya a absorber el costo total de esa transferencia, que a valores de este año significaría más de 450 millones de pesos. Desde el municipio recordaron que en las negociaciones por el presupuesto, el gobierno nacional enviaría un proyecto de ley para incrementar las alícuotas del impuesto a los Bienes Personales. Como éste es un impuesto coparticipable, implicaría incrementos en las transferencias a las provincias. Según un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), Chubut podría recibir entre 183 y 367 millones de pesos adicionales por ese concepto (según distintos escenarios proyectados, que en base a la ley que finalmente se apruebe podría ir desde una recaudación adicional de 20.000 hasta 40.000 millones de pesos para el conjunto de las provincias).